Acabar con el acoso y el ciberacoso en las aulas es responsabilidad de todos

#ActúaContraElAcoso #DíaContraElAcosoEscolar

 

  • Ante situaciones de conflicto escolar, UGT exige:
    • La creación de protocolos de actuación que especifiquen claramente los pasos a seguir y las distintas responsabilidades y competencias para los casos de acoso y ciberacoso, bullying, o maltrato entre adolescentes, situaciones de violencia en las aulas, etc.
    • Planes específicos de formación del profesorado para la prevención, detección y resolución de conflictos dentro del horario lectivo.
    • Potenciar la acción tutorial (PAT), una acción que a veces pasa inadvertida, pero que es imprescindible para la gestión de conflictos entre compañeros y la prevención de actuaciones que puedan generar comportamientos disruptivos y/o violentos
    • Desarrollar políticas preventivas que doten al profesorado de las herramientas y recursos necesarios (tanto profesionales como personales) para hacer frente a las situaciones de riesgo que se produzcan en el ámbito escolar.
    • Orientación y/o protección jurídica y psicológica al profesorado asumida por las administraciones educativas.

 

 

LA CONVIVENCIA EN LOS CENTROS ESCOLARES 2022

 

El Estudio Internacional de la Enseñanza y el Aprendizaje (TALIS), que publica la OCDE, relaciona un mejor clima disciplinario en el aula con la asistencia regular y la falta de absentismo. La nueva ley educativa, la LOMLOE, también tiene entre sus objetivos la prevención del acoso escolar y el fomento de una convivencia inclusiva. Y, para ello, la ley apuesta por la igualdad a través de la coeducación, y por una educación para la convivencia, el respeto, la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos, así como para la no violencia en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, y en especial en el del acoso escolar y ciberacoso.

La actualidad, tanto a nivel global como en nuestro país, pone en evidencia lo frágil que resulta vivir en un clima de convivencia y de paz cuando además se utiliza, de forma irracional, por una parte de la clase política como estrategia intencionada el discurso del odio, de la xenofobia y de la negación de la realidad. De este clima, como es evidente, no son inmunes los centros escolares cuando, también por parte de dichos políticos, han sido lanzados a la palestra como parte de dicha estrategia, bajo el falso argumento de la libertad de conciencia de las familias.

Hay que decirlo claro: ni todo vale ni todo es lícito, porque las consecuencias escapan al control de los propios incitadores. Por ello, no es de extrañar el aumento de las noticias sobre hechos de acoso, intimidación, agresividad y violencia, que, en no pocos casos, se producen en y hacia el entorno escolar, en muchos casos amparados en el aparente anonimato de las redes sociales, lo que está creando una lógica preocupación por el deterioro de la convivencia social, tanto en las familias como en los centros escolares. De hecho, el ciberacoso ha pasado a ser una de las grandes preocupaciones de nuestras sociedades.

Conviene situar el problema en sus justos términos. Se habla con excesiva frecuencia de violencia en las aulas y sería injusto generalizar y afirmar que nuestros centros y nuestro alumnado son violentos. Lo que sí es una opinión generalizada de la comunidad educativa –profesores, familias y los mismos alumnos- es que los problemas de convivencia están dañando la vida de los centros, impidiendo el aprovechamiento académico y deteriorando la función educativa que cumple y debe cumplir la escuela. Y que muchos de estos problemas se han creado de manera artificial desde fuera de los centros.

Nuestras propuestas: apostar por la prevención y la educación

El Sindicato sigue apostando por poner el foco en el campo de la prevención y pro­pone continuar o implementar una serie de medidas que consideramos imprescindibles:

  • Revisar el marco legal vigente. La normativa básica, la propia de cada CC. AA. y cualquier normativa, sea educativa o no, que también re­gule temas de convivencia, junto a la que cada centro educativo elabora, debe encaminarse a lograr ser lo más clara, precisa y útil posible.
  • Difusión del Reglamento de Régimen Interno (RRI) para el conocimiento, cumplimiento y aplicación por parte de toda la comunidad edu­cativa.
  • Un Plan de Convivencia Escolar, que incluya un protocolo de resolución de conflictos que debe ser consensuado con la comunidad educa­tiva.
  • Organización de los centros. Los centros han de establecer un proyecto específico y planifi­cado de convivencia y resolución de conflictos. Un proyecto que aglutine modelos de relación (mediación entre iguales, alumnos tutores, alumnos ayudantes, etc.) con modelos discipli­narios. Son necesarias, entre otras medidas, las siguientes:
    • Utilización y disponibilidad de espacios ade­cuados a las necesidades del alumnado con normas concretas establecidas para su co­rrecto uso.
    • Agrupamientos flexibles y cooperativos del alum­nado para cada una de las actividades que se realizan (desdobles, TIC, laborato­rios…)
    • Disponibilidad de los materiales adecuados, su­ficientes y previstos para cada actividad.
    • Profesionales acordes a la realidad del centro y de su alumnado.
    • Potenciar la atención a la diversidad con los
    • recursos necesarios.
    • Currículum adaptado a las características del alumnado.
    • Establecer cauces de información y comuni­cación fluidos con las familias.
    • Mayor implicación de las familias con la labor docente.
    • Establecer límites claros ante las trasgresio­nes.
    • Potenciar actividades específicas para traba­jar y modificar situaciones conflictivas de con­vivencia y las derivadas del mal uso de las TICs.
    • Establecer un medio de comunicación interno y confidencial del alumnado con tutores u otros profesionales del centro que les permita acudir para denunciar y/o pedir ayuda: correo electró­nico, buzón, teléfono, etc.
    • Incluir y desarrollar otros planes vinculados al Proyecto de centro con actuaciones preventi­vas como el Plan de acogida, el Plan de Atención a la diversidad, el Plan de Actividades comple­mentarias y extraescolares, Escuela de padres u otros programas específicos tanto de preven­ción de conflictos y resolución pacífica de los mismos.
    • Incorporación y/o imple­mentación de programas preventivos en colaboración con otras instituciones (mi­nisterios, ayuntamientos, AMPA, ONG, sindicatos, ex­pertos en redes sociales, etc.)

  • Personal del centro. La gestión y resolución de conflictos es algo inherente a la labor docente; lo difícil es dar solución cuando se convierte en violencia. Para facilitar las actuaciones es necesario, entre otras medidas:
    • Incrementar la plantilla del centro, docente y no docente, acorde a la realidad del alumnado, familia, entorno, etc.
    • Incorporar en la cotidianidad de la vida escolar otros perfiles profesionales que orienten y apoyen a los profesionales del centro y a las familias, como educadores/trabajadores sociales, agentes tutores, enfermeros-DUEs, PTSC, entre otros.
    • En relación con lo anterior, incorporar la figura del coordinador/ra de bienestar y protección, conforme a la Ley 8/2021, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.

 

  • Potenciar la acción tutorial (PAT), una acción que a veces pasa inadvertida, pero que es imprescindible para la gestión de conflictos entre compañeros y la prevención de actuaciones que puedan generar comportamientos disruptivos y/o violentos. Para ello se han de adoptar, entre otras, las siguientes medidas:
    • Reducir las horas de docencia directa incrementando el horario que se dedica a la función tutorial para tener un mejor conocimiento del alumnado y para adaptar la intervención educativa a sus características personales
    • Elaboración, optimización, seguimiento y evaluación de un Plan de Acción Tutorial PAT (coordinación entre el profesorado, con las familias, orientadores, personal no docente, etc.
    • Atención especial e impulso de los apartados del PAT en los que se establecen las intervenciones destinadas a la prevención y mejora de la convivencia.
    • Apoyo y coordinación con los orientadores y tiempo efectivo para ello, dada la necesidad de planificar, debatir, reflexionar y desarrollar las iniciativas adecuadas a cada caso.
    • Desarrollar actividades y recursos para fortalecer la cohesión de grupo y actitudes de empatía: debates, material de vídeo, actividades cooperativas, etc.
    • Debate y explicación de roles de grupo, liderazgo, conductas que implican maltrato y de pautas para hacerlas cesar, etc.
    • Facilitar intercambios de información personalizados entre los miembros del equipo educativo del mismo centro y entre equipos educativos de centros distintos en el caso de cambios de etapa.

 

  • Formación del personal docente y del no docente, con los recursos suficientes para:
    • Desarrollar habilidades sociales de comunicación y técnicas de prevención y mediación con destrezas en inteligencia emocional, empatía, asertividad, participación, negociación…, para aplicar tanto con el alumnado como con sus familias.
    • Detectar los indicadores y factores de riesgo para identificar posibles situaciones conflictivas.
    • Detectar, diferenciar y resolver los conflictos cotidianos y repetitivos que se generen.
    • Diferenciar situaciones graves (de acoso y ciberacoso, amenazas, maltrato, intimidación, etc.)
    • Adoptar estrategias de prevención e intervención que permitan gestionar las faltas de disciplina.
    • Implementar nuevas metodologías didácticas ajustadas a la diversidad del alumnado y aspectos metodológicos para la organización del aula.
    • Compartir y difundir materiales y buenas prácticas en estos temas.

 

  • En cuanto a la intervención, partiendo del concepto de autonomía de los centros, y teniendo en cuenta la complejidad de la normativa existente en cada comunidad autónoma, UGT propone entre otras medidas:
    • Que las formas de intervención han de tener siempre un propósito educativo, y no punitivo ni estigmatizante.
    • Actuación diligente y eficaz del equipo directivo en la canalización de los procedimientos a seguir.
    • Intervención coordinada entre los miembros afectados, la dirección y la Comisión de Convivencia.
    • Agilizar los protocolos de actuación y los procesos de instrucción y sanción en las alteraciones de la convivencia.
    • Evaluar periódicamente los niveles de conflictividad escolar con herramientas específicas, debidamente elaboradas, validadas y baremadas.
    • Actuar en el momento en que se produzca la situación de conflicto con la sanción adecuada al hecho según esté establecido en el RRI.
    • Acelerar, en los casos que se precisen, los trámites para la derivación hacia otras instituciones.
    • Implementación de personal de mediación y apoyo externos al centro.
    • Asesoramiento y arbitraje efectivo de la inspección educativa.

 

  • Ante situaciones de conflicto escolar, UGT exige:
    • La creación de protocolos de actuación que especifiquen claramente los pasos a seguir y las distintas responsabilidades y competencias para los casos de acoso y ciberacoso, bullying, o maltrato entre adolescentes, situaciones de violencia en las aulas, etc.
    • La inclusión en el cuadro de enfermedades profesionales de aquellas que tienen origen psicosocial derivadas de situaciones de conflictos de convivencia, acoso, entre otras.
    • Planificar periódicamente información sobre los riesgos psicosociales de los docentes y posibles acciones para abordarlos.
    • Planes específicos de formación del profesorado para la prevención, detección y resolución de conflictos dentro del horario lectivo.
    • Desarrollar políticas preventivas que doten al profesorado de las herramientas y recursos necesarios (tanto profesionales como personales) para hacer frente a las situaciones de riesgo que se produzcan en el ámbito escolar.
    • Orientación y/o protección jurídica y psicológica al profesorado asumida por las administraciones educativas.
    • Incorporar la conflictividad escolar dentro del Plan de Prevención de Riesgos Laborales de los centros

 

boletín-convivencia-2022(1)

 

Descargar boletín La convivencia en los centros escolares. 2022

Descargar infografía

 

 

https://educacion.fespugtclm.es/wp-content/uploads/2022/05/2-de-mayo-dia-contra-el-acoso-escolar.jpghttps://educacion.fespugtclm.es/wp-content/uploads/2022/05/2-de-mayo-dia-contra-el-acoso-escolar-150x150.jpgEnseñanzaUncategorized  Acabar con el acoso y el ciberacoso en las aulas es responsabilidad de todos #ActúaContraElAcoso #DíaContraElAcosoEscolar   Ante situaciones de conflicto escolar, UGT exige: La creación de protocolos de actuación que especifiquen claramente los pasos a seguir y las distintas responsabilidades y competencias para los casos de acoso y ciberacoso, bullying,...Sector Enseñanza de UGT Servicios Públicos Castilla-La Macha